Con apoyo del Dadis, Tecnológico Comfenalco capacitó y certificó a 40 cocteleros

Gustavo Orozco Lorduy (Líder del Programa de IVC de Medicamentos y Alimentos - DADIS)

 

Cartagena de Indias D. T. y C., 2 de junio de 2017. Con la entrega de diplomas se llegó a feliz término un proceso liderado por el Tecnológico Comfenalco y apoyado por el Departamento Administrativo Distrital de Salud (Dadis) para que los cocteleros del Centro Histórico hagan parte de los servidores interesados en ofrecer buenos productos y servicios a los cartageneros y visitantes, y especialmente proteger la salud de todos.

“Este proceso comenzó a finales del año pasado con un diagnóstico que el Dadis hizo a este gremio y en el que se encontraron muchas debilidades que nos preocuparon, especialmente por tratarse de productos de alto riesgo para Enfermedades Transmitidas por Alimentos (ETA) como son los mariscos. Para esos mismos días del Tecnológico Comfenalco nos consultó sobre alguna población objeto para beneficiarse con un plan de capacitación a fin de mejorar condiciones sanitarias e inmediatamente propusimos a los cocteleros”, recordó Gustavo Orozco Lorduy, líder del Programa de Inspección Vigilancia y Control (IVC) de Medicamentos y Alimentos del Dadis.

La capacitación que se adelantó durante este tiempo, logró completar 40 horas (10 teóricas, 30 prácticas) sobre inocuidad alimentaria y se les instó a cumplir con:

  1. Uniformes: con delantal de color claro, gorro, tapabocas y zapatos cerrados.
  2. Refrigeración: es importante la compra de un termómetro para llevar registro de temperatura que no debe superar los 2º celsius. Refrigeradores no deben tener gran volumen de mariscos pues así congela menos y no se garantiza la cadena de frio que puede favorecer la reproducción de microorganismos que conllevan a intoxicaciones y en general ETA.
  3. Producto: deben ser bien manipulados y el proveedor debe ser autorizado y de confianza.
  4. Manipuladores de alimentos: Deben contar con exámenes médicos que certifiquen su buen estado de salud y estar capacitados y certificados en buenas prácticas de manipulación de alimentos (presentación personal, no recibir dinero cuando preparen alimentos, entre otras).
  5. Plan de Saneamiento: programa de limpieza y desinfección (deben realizarse a diario y diligenciar planillas); recolección de residuos sólidos (recipiente para la basura de accionamiento por pedal); abastecimiento de agua potable (deben tener almacenada agua limpia y recipiente debe tener grifo para que no haya contacto directo de las manos de los manipuladores de alimentos con el agua) y control de plagas (fumigación se debe realizar periódicamente).

Reynel Mendoza, vicerrector de investigación del Tecnológico Comfenalco, manifestó que “para nosotros es importante apoyar todos estos proyectos de ciudad, en este acompañamiento que se le está haciendo a los cocteleros se está mejorando la oferta de productos y servicios a propios y visitantes”.

“Felicitamos a Tecnológico Comfenalco por esta iniciativa e instamos a otras instituciones educativas a liderar procesos de este tipo porque la unión hace la fuerza, lo fácil es criticar, lo necesario es que todos contribuyamos para lograr la ciudad que soñamos”, concluyó por su parte, Adriana Meza, la directora del Dadis.

Sincelejo contrató ingeniero de alimentos

Luego de las visitas inspectivas e incluso de las medidas de suspensión de actividades tomadas por el Dadis en dos ocasiones a la coctelería Sincelejo, estos contrataron un ingeniero de alimentos para que los asesorara y acompañara en el proceso de mejorar las prácticas de manipulación de alimentos y evitar ETA.