Dadis suspende actividades y sella una tienda en el barrio Fredonia

Vigilancia y control para preservar la salud

Gustavo Orozco Lorduy (Líder del programa de Vigilancia y Control de Alimentos y Medicamentos del Dadis)

 

Cartagena de Indias, D. T. y C., 26 de octubre de 2017.- Cómo parte del control y vigilancia que se ejerce para preservar la salud de los cartageneros, el Departamento Administrativo Distrital de Salud, Dadis, suspendió actividades a una tienda por diferentes irregularidades para su funcionamiento al ofrecer sus servicios.

Durante el procedimiento de inspección, vigilancia y control que adelantaron los profesionales de la salud evidenciaron irregularidades como mal estado de las instalaciones, pisos, paredes, instalaciones eléctricas entre otras falencias.

"En el operativo de intervención a la Tienda Mega Abastos La Central, en el barrio Fredonia, se detectó presencia de plagas y roedores, al igual que heces de estos animales entre los productos que se expendían, lo cual es un factor para la suspensión de actividades y sellamiento del mismo, ya que esto pone en riesgo la salud de las personas que adquieren estos productos", dijo Gustavo Orozco Lorduy, líder del programa de Vigilancia y Control de Alimentos y Medicamentos del Dadis.

El estableciendo también presentaba deficiencias en lo referente a las instalaciones sanitarias ya que la batería de baños estaban sin puertas y en mal estado, dijo el funcionario.

La directora del Dadis, Adriana Meza Yepes, resaltó que es la primera vez que en Cartagena se le aplica medida de suspensión de actividades a una tienda por no cumplir con las normas sanitarias pertinentes para su funcionamiento.

En la tienda Mega Abastos La Central se encontraron deficiencias en los equipos utilizados para porcionar los productos alimenticios, los cuales presentaban oxidación, no tenían termómetro para tomar la temperatura a los productos que se deben mantener bajo cadena de frío, se detectó mal manejo de disposición de residuos sólidos y aguas residuales, mal almacenamiento de los productos y algunos con fecha de vencimiento expirada, deficiencia al interior del negocio, sin registro de actividades del plan de saneamiento, lo cual motivó a la aplicación de medidas sanitarias de suspensión de actividades y se colocaron los sellos respectivos.

Entre los productos con fecha de vencimiento expirada se encontraron mayonesas, productos cárnicos, salsas, atunes y aceites, explicó el funcionario del Dadis.

Cabe señalar que en un costado del interior de la tienda funcionaba una distribuidora de carnes que, de igual forma, incumplía las normas sanitarias para el manejo, manipulación y disposición de los productos que allí se expendían.

La administración del alcalde encargado, Sergio Londoño Zurek, ha hecho énfasis en la preservación de la salud de los cartageneros, que en su mayoría adquieren sus productos alimenticios en las tiendas de barrio, por lo que bajo su directriz se intensificaron las medidas de vigilancia y control en estos establecimientos.

El Dadis llamó la atención a todos los propietarios de tiendas para que cumplan las medidas sanitarias y dispongas del control de plagas y roedores, al igual que el buen estado de sus instalaciones para preservar la salud de sus clientes y evitar sanciones que van, incluso, hasta el cierre de sus establecimientos comerciales.