Dadis suspende piscina en Condominio Alejandría y restaurante chino Jhon Hing, en Crespo

Jorge Morelo (Líder del Programa de Salud Ambiental)

 

Cartagena de Indias, D. T. y C., 27 de julio de 2017.- Por incumplimiento a la norma y poner en riesgo la salud de cartageneros y visitantes, el Departamento Administrativo Distrital de Salud (Dadis), aplicó medida de sellamiento y suspensión de actividades en la piscina del Condominio Alejandría, en el barrio San José de Los Campanos, y el Restaurante Chino Jhon Hing, en el barrio Crespo.

En ambos casos las quejas fueron presentadas por usuarios y recibidas y atendidas inmediatamente por funcionarios de los programas de Ambiente y Salud (para el caso de la piscina) y de Inspección Vigilancia y Control (IVC) de Medicamentos y Alimentos del Dadis.

Piscina de Condominio Alejandría, es la primera sellada por el Dadis en el año

La vigilancia en piscinas en Cartagena se hace, principalmente, en el sector hotelero, que representan el mayor riesgo por el importante uso de este servicio. Vemos que estas visitas, recomendaciones y acompañamiento por parte del Dadis y la concientización son acatadas, además, de la responsabilidad que han asumido los hoteles frente al tema, no habían generado la necesidad de cerrar.

Las piscinas en Colombia deben cumplir con 2 componentes de acuerdo a la norma:

  • Sanitario: El agua debe tener las mismas especificaciones del agua potable para consumo humano (incolora, inodora, insípida) teniendo en cuenta que está en cualquier momento puede ser consumida por los usuarios. Su concentración de cloro residual debe ser de 0.6 partes por millón para que mate cualquier microorganismo o secreción corporal pero sin llegar a irritar la piel, ojos y/o mucosas de los bañistas.
  • Seguridad: las piscinas deben estar señalizadas con profundidad máxima y mínima, reglamento del uso de la piscina en lugar visible y personal como un piscinero que esté atento al cumplimiento de estas recomendaciones y buen uso de la piscina, cerramiento que impida el acceso a la piscina en horario restringido y se pueda de esta manera garantizar el horario de uso. Menores no pueden hacer el uso de esta a menos que vayan acompañados de un adulto responsable.

“Notamos una constante en algunos conjuntos residenciales, generalmente en estratos 3 hacia abajo, que hay muchos en la ciudad, donde han construido piscinas y no prevén el mantenimiento. Aunque el uso de la piscina no pone en riesgo inminente de morir, pero sí de enfermar”, Jorge Luis Morelo, líder del Programa de Salud Ambiental del Dadis.

La citación y acta de suspensión del servicio de piscina en el Condominio Alejandría fue dejada con el portero, porque no se encontró al administrador (a) que respondiera, y se espera que se notifiquen en el Dadis antes a más tardar el viernes.

Para las piscinas revisar el Código Sanitario Nacional o Ley 09 de 1979 y su Decreto reglamentario 554 del 27 de marzo 2015.

Restaurante Jhon Hing duró sellado 30 horas

Por su parte, Gustavo Orozco Lorduy, líder del Programa de Inspección, Vigilancia y Control (IVC) de Medicamentos y Alimentos del Dadis, detalló que “en la visita al restaurante chino Jhon Hing, en Crespo encontramos utensilios de madera y deben ser en material sanitario (acrílico, plástico, entre otros), luminaria sin protección, por si se estallan las lámparas o bombillos no afecte el alimento. También tiene problemas de infraestructura, como pisos con acumulación de agua, techos con grasas y sucio, y sin campana extractora”.

“Además, la caneca de la basura no tenía tapa, el restaurante no contaba con registros de limpieza y desinfección, y manipuladores no tenían indumentaria específica que incluye delantal de color claro, zapatos cerrados, gorro y tapaboca, por el contrario portaban accesorios que se convierte en un factor de riesgo al acumular sucio restos de comidas o puede irse al plato”, agregó Lorduy.

Todo esto se encuentra en la Resolución 2674 de 2013 del Ministerio de Salud y de la Protección Social.

Sin embargo, a este establecimiento le fue levantada la medida 30 horas después, tras haber trabajado durante 24 horas continuas en protección de lámparas, haber presentado los exámenes de laboratorio de los manipuladores de alimento, limpiar y pintar el área.

A cumplir!, que la salud sea prioridad en Cartagena

“Esperamos que estas acciones se conviertan en un mensaje para personal de conjuntos residenciales, recreacionales, hoteles, restaurantes que oferten cualquiera de estos servicios de piscina y/o expendio de alimentos para que tomen medidas sanitarias, para no vemos en la necesidad de tomar medidas de suspensión o cierre definitivo además del proceso que conlleva a sanciones de otro tipo como multas”, afirmó Adriana Meza, directora del Dadis.

Estas medidas se tomaron de manera inmediata para no poner en riesgo la salud de los cartageneros ni visitantes de quienes visiten estos dos lugares. El Dadis insiste en que “nuestro ánimo no es estar cerrando, sino que todos seamos responsables y no pongamos en riesgo la salud de nadie, al contrario, que la salud sea una prioridad para todos en Cartagena”, concluyó la funcionaria Distrital.