Vacunados más de 90 mil animales, entre perros y gatos, en campaña del Dadis en Cartagena

Este 28 de Septiembre Día Mundial de la Lucha Contra La Rabia.

 

Cartagena de Indias, D. T. y C., septiembre 27 de 2017. Al celebrase este 28 de septiembre el Día Mundial de Lucha Contra la Rabia, la Administración Distrital, a través del Departamento Administrativo Distrital de Salud, Dadis, recordó las medidas preventivas que debe tener la comunidad cuando se tienen animales domésticos que pueden producir esta enfermedad.

Durante 2017, el Dadis ha vacunado a más de 90 mil animales como gatos y perros que son los que a nivel casero pueden producir la enfermedad, aunque existen otros animales silvestres que también son portadores muchas veces de este mal.

“La rabia es una enfermedad infecciosa producida por un virus, que acaba siendo mortal en casi todos los casos una vez que han aparecido los síntomas clínicos. En hasta el 99% de los casos humanos, el virus es transmitido por perros domésticos. No obstante, la enfermedad afecta a animales, tanto domésticos como salvajes, y se propaga a las personas normalmente por la saliva a través de mordeduras o arañazos”, dijo la directora del Dadis, Adriana Meza Yepes.

El Dadis mantiene actividades permanentes en todos los sectores de Cartagena, con programas de promoción y prevención y vacunación de los animales domésticos, como perros y gatos que son muchos de los transmisores del virus, aunque se hacen charlas sobre los animales salvajes que también producen esta enfermedad.

“La rabia es una enfermedad prevenible mediante vacunación a los animales y en la gran mayoría de las muertes por rabia en el ser humano, el perro es la fuente de infección, ya que en el 99% de los casos de transmisión a los humanos, la enfermedad es contagiada por estos animales”, dijo Luis Barraza Quiroz, profesional de Ambiente y Salud del Dadis.

El departamento Administrativo Distrital de Salud, Dadis explicó que es posible eliminar esta enfermedad vacunando a los perros y gatos y evitando sus mordeduras.

“Una de las acciones a seguir cuando se presenta una mordedura es el lavado inmediato y a fondo de la herida con agua y jabón. Después del contacto con un animal sospechoso es fundamental y puede salvar vidas”, dijo el funcionario.

Según las estadísticas, el 40% de las personas mordidas por un animal del que se sospecha que padece rabia son niños menores de 15 años, en su mayoría por perros y gatos, mientras que en solo un 1 por ciento son por animales salvajes como murciélagos, micos u otros.

En el año 2017 se han notificado 684 casos de agresiones por animales potencialmente transmisores de rabia, unos pocos más de los reportados en 2016, de los cuales 380 han sido a hombres y 304 a mujeres, entre los que se encuentran 108 casos de niños entre 5 y 9 años.

Una de las formas de prevenir la enfermedad es mantener las mascotas vacunadas en casos que sean perros y gatos y evitar hasta donde sea posible sus mordeduras.

Eliminación de la rabia canina

“La rabia se puede prevenir administrando una vacuna, que en el caso de la vacunación de los perros y gatos es la estrategia más rentable para prevenir la rabia en el ser humano, con lo que no solamente se reducirán los fallecimientos atribuibles a la rabia, sino también la necesidad de vacunar tras la exposición como parte de la atención a los pacientes mordidos por perros y gatos”, explicó la directora del Dadis.

Cartagena no presenta casos de rabia en perros y gatos ni humanos hace más de 20 años, sin embargo no se puede bajar la guardia en la prevención a través de las vacunaciones masivas, y en la atención a los pacientes agredidos por animales potencialmente transmisores de rabia, avanzando con la vacunación masiva de perros y gatos, con la estrategia casa a casa, logrando vacunar más de 90.000 animales, hasta septiembre 2017, con una cobertura alcanzada del 60%.

“Estamos trabajando para cubrir la meta de este año, que es obtener una cobertura útil del 80% hasta finales del mes de diciembre, que equivale a vacunar, aproximadamente, 120.000 animales entre perros y gatos”, precisó Barraza Quiroz.

“Recomendamos a las personas agredidas por animales potencialmente transmisores de rabia (perros, gatos, murciélagos, micos, zorros), lavar la herida con abundante agua y jabón, hacer abundante espuma y enjuagar mínimo. Tres veces, acudir a un Centro de Salud a su EPS, para que lo atiendan donde el médico valorará la mordedura y la exposición, y tomará las medidas correspondientes de acuerdo al caso”, agregó el funcionario.