Dadis suspende actividades y sella tienda en Canapote

Decomisan medicamentos

Adriana Meza (Directora DADIS)

 

Cartagena de Indias, D. T. y C., 28 de febrero de 2018. Por no cumplir con las normas sanitarias para su funcionamiento, el Departamento Administrativo Distrital de Salud, Dadis, suspendió actividades en una tienda que violaba todas las disposiciones y normas sanitarias de ley.

"El procedimiento se adelantó luego que se interpusiera una denuncia en las dependencias del Dadis y se hiciera la inspección de control y vigilancia encontrándose las irregularidades", dijo Gustavo Orozco Lorduy, líder del Programa de Vigilancia y Control de Alimentos y Medicamentos del Dadis.

Una de las prioridades de la administración del alcalde, Sergio Londoño Zurek, es la salud de los cartageneros y por ende por directriz del mandatario, el Dadis realiza de manera permanente estás intervenciones.

"Las tiendas en los barrios deben cumplir las normas sanitarias que exige para que puedan funcionar sin poner en riesgo la salud de las personas que adquieren sus productos, para lo cual deben llenar algunos requisitos como el buen almacenamiento de sus productos alimenticios para que permanezcan con su calidad e inocuidad y no sean un riesgo para sus consumidores", dijo Adriana Meza Yepes, directora del Dadis.

Durante los operativos de inspección, vigilancia y control en tres tiendas de la ciudad, los profesionales de la salud detectaron irregularidades, en dos de los tres negocios.

Las intervenciones se adelantaron en los barrios San Fernando y Canapote, donde se procedió a las acciones pertinentes.

"En una de las dos tiendas en el barrio San Fernando, encontramos medicamentos mal almacenados, recordando que para la venta de medicamentos se deben cumplir unas normas, como ser de venta libre y mantener condiciones esenciales para su conservación, con aire acondicionado, proveedores autorizados y que cuenten con personal de farmacia para sus dispensación, lo cual en el caso de la Tienda "El Mismo Rumbo", no se cumplía", explicó el funcionario.

En la intervención a la tienda "El Mismo Rumbo" se decomisaron más de 300 unidades de medicamentos tipo antibiótico, antigripales y analgésicos.

En el barrio Canapote se cumplió la suspensión de actividades y sellamiento de la "Tienda La Nueva 62", donde se evidenció en la inspección que no cumplía los requisitos de carácter técnico específico ni el control de plagas, ni programas de limpieza y desinfección implementados, ni programas de capacitación para los tenderos en manipulación higiénica de alimentos y además se desconocía el estado de salud de las personas que atendían el negocio, por lo que se aplicó la medida hasta que el establecimiento se ajuste a la normatividad sanitaria exigida.